André Silva, un nueve atemporal

Resultado de imagen de andre silva porto 10

Con tan solo 20 años, André Silva tiene tras de si multitud de miradas pendientes de su evolución. Clubes de toda Europa observan con atención el proceso ascendente e imparable que está sufriendo el delantero del Porto.

Pinto Da Costa, considerado uno de los presidentes que mayor rédito deportivo y posteriormente económico saca a sus futbolistas -véase una lista interminable en la que aparecen nombres como Hulk, Falcao, James o Danilo, entre muchos otros- no es ajeno al crecimiento y al interés que está desatando el joven delantero y no ha tardado en atarle con una renovación hasta el año 2021 y con una cláusula de salida de 60 millones de euros.

El de Gondomar lleva siendo internacional en las inferiores de Portugal desde los 15 años. Ha pasado por todas las categorías de formación de su selección, donde destacó especialmente en el Europeo sub-19 de Hungría 2014 y en el Mundial sub-20 de Nueva Zelanda 2015. En ambos campeonatos, los lusos cayeron derrotados en la final, pero André ya había comenzado a llamar a la puerta, tanto del primer equipo del Porto como del combinado absoluto de su país.

Hablamos de un jugador que reúne prácticamente todas las cualidades que se le piden un delantero, y que raramente se ven a una edad tan temprana. Su físico poderoso -mide 1,85m y es de complexión fuerte- y su buena utilización del mismo, le permiten proteger bien el balón, tanto de espaldas a portería como en diversas situaciones de partido. Inteligente en los movimientos, tira buenos desmarques a la espalda de la defensa, gracias también a una combinación de potencia/velocidad que le hacen muy difícil de preveer. Además, posee también formidable remate de cabeza, que unido a todas sus virtudes anteriores le convierten en un ariete poco común en estos tiempos de ‘falsos nueves’ finos, de regate y toque.

Julen Lopetegui ya le convocó e hizo disputar sus primeros minutos con el primer equipo la pasada temporada, mientras compaginaba sus apariciones con el Porto ‘B’ en segunda división, donde acabó con 15 tantos en 31 partidos. Esta campaña, ya con Nuno Espirito Santo al mando de los mayores, se ha consolidado y ganado un puesto de titular indiscutible en el once. Una gran imagen en pretemporada le bastó para hacerse con la confianza del técnico, al que se la devolvió con dos goles en los dos primeros partidos de liga. También anotó un tanto de penalti en la previa de Champions en Do Dragao ante la Roma, pese a haber fallado uno días antes frente al Río Ave en la competición doméstica, lo que habla muy mucho de su personalidad y carácter.

Como no podía ser de otra manera, Fernando Santos ya le ha llamado y le ha hecho debutar con la selección actual campeona de Europa. Lo hizo, en primer lugar, en el partido amistoso que enfrentó a los lusos ante Gibraltar el pasado 1 de Septiembre, y apenas cinco días más tarde, ya en partido oficial, en Suiza, en la fase clasificatoria para el Mundial 2018.

A nadie se le escapa que si de algo andan escasos los de la península en los últimos tiempos, es de delanteros centros. La falta de arietes de nivel desde Pauleta, ha obligado a diferentes seleccionadores a colocar a Cristiano Ronaldo como referencia, pese a que no es su posición favorita. Quien sabe si con la irrupción de André Silva, Portugal encuentra al nueve que tanto añora. Condiciones y ambición no le faltan.

Deja un comentario