Eriksen, ¿como Modric?

Tottenham Hotspur v West Bromwich Albion - Premier League

Hace ya un tiempo una persona en Twitter me comentó que veía a Eriksen como un potencial Modric, como un futbolista que terminaría retrasando su posición para acabar jugando como medio centro al lado de otro más defensivo que le cubriera las espaldas. En ese momento yo no compré la idea porque no la veía, pero después de más de 50 partidos, comprendo al 100% por qué me dijeron eso.

Eriksen es un media punta con alma de centrocampista mandón, de organizador. Él, ya parta desde el centro, derecha o izquierda en 3/4, siempre echa una mano al doble pivote para sacar la pelota jugada. Incluso en algunos momentos he visto al danés ser el centrocampista más retrasado del equipo, aunque sólo fuera de manera residual. Pochettino ha utilizado la opción de Eriksen como medio centro en algunas ocasiones, sobre todo en contextos de resultado desfavorable. El otro día contra el Everton, por ejemplo, el equipo perdía 1-0 en Goodison y Mauricio decidió sacar del campo a Dier para meter a Janssen. Con esto Kane retrasó su posición hasta la media punta y a su vez Christian pasó al doble pivote. Con Dembélé disponible, no es necesario ver esta versión del genio de Middelfart, pero el belga está sancionado los cuatro primeros partidos de Premier League debido al incedente que tuvo con Diego Costa en el fatídico encuentro contra el Chelsea en Stamford Bridge que acabó con las opciones de ganar la liga para el Tottenham. Teniendo en cuenta esto, para tener más creatividad en el centro del campo, situar a Eriksen al lado de Dier o Wanyama sería una gran opción.

Soy un enamorado de Eriksen. Creo que está entre los mejores media puntas del mundo y nada lejos de Özil, De Bruyne y demás, pero es innegable que a veces pasa desapercibido durante los partidos y, a pesar de que lo ha ido mejorando, sigue siendo un pelín irregular (como la mayoría de futbolistas de este perfil, también es cierto). Colocarlo como medio centro le “obligaría” a intervenir constantemente, porque su papel en la salida de balón del equipo sería primordial. No podría apartarse o esconderse entre líneas, sino que tendría que estar constantemente ofreciendo un apoyo a sus compañeros e intentando verticalizar los ataques del equipo. Hay jugadores de su perfil que simplemente son inconstantes y ni forzándoles a intervenir lo conseguirían, pero Christian está más que capacitado para ejercer esta función.

Para empezar, quizás su principal virtud sea el pase. A su golpeo de balón, ya sea para filtrar balones entre líneas o para cambiar de orientación, suma un criterio y una visión de juego privilegiadas. Juega a pocos toques y le encanta juntarse con sus compañeros. Si ya desde la media punta es capaz de influenciar todo el juego del equipo, situado un poco más atrás esta tendencia aumentaría. Además de su capacidad para pasar, cuenta con una depurada técnica individual que le permite desenvolverse en espacios reducidos sin aparente dificultad. Su cambio de ritmo para superar líneas de presión rivales a través de la conducción es un recurso que no todos los medio centros del mundo tienen. Ese mini-sprint para superar a un contrario y luego soltar al mejor receptor posible. Por último, una de sus mejores cualidades y que no se dice demasiado es su primer toque. Su control orientado es de lo mejor que hay en el mundo. Sólo con tocar la pelota una vez es capaz de dejar al defensor atrás. ¿A quién le hemos visto hacer controles orientados fabulosos más de una vez? Correcto, a Luka Modric. La comparación se hace sola.

Lógicamente, a día de hoy, como ya dije arriba, esta opción sería sólo para contextos muy concretos, pero parece innegable que la evolución natural de Christian Eriksen, al igual que la de Modric, que también llegó al Tottenham siendo un media punta, es la de acabar como medio centro.

7 thoughts on “Eriksen, ¿como Modric?

  1. Me alegra que hayas mencionado a Mesut Özil porque mientras lo estaba leyendo me estaba acordando de él y de esos partidos del Arsenal de la pasada temporada en los que, ante la ausencia de la mayoría de los centrocampistas con buen toque del equipo (se jugaba con Coquelin-Elneny de doble pivote) y viendo que el equipo flaqueaba en la salida de balón, Mesut bajaba a recibir muy atrás y se encargaba de sacar limpiamente el balón liberando a Elneny hacia arriba y permitiéndole brillar en su faceta de centrocampista llegador.

    Son jugadores parecidos en cuanto a cualidades y podrían ser buenos (muy buenos) mediocentros pero, ¿es ahí dónde se les puede sacar mayor rendimiento? Mi opinión es que donde más brillarían sería de interior en un 4-3-3. Y ahora que lo menciono no puedo evitar la comparación con Kevin Kampl, un jugador empezó jugando más arriba (en banda), donde a mi su rendimiento me parecía buenísimo, y ha acabado “petándolo” como mediocentro explotando algunas de las virtudes que has comentado que posee tu tocayo como ese cambio de ritmo o mini sprint tras un cambio de orientación (muy de Luka también) y esa capacidad asociativa vertiginosa.

    • Es cierto eso que dices de Özil, pero creo que Mesut en líneas generales siempre está más enfocado al último pase o a la jugada definitiva que Eriksen. Que el alemán interviene y ayuda a circular la pelota, no lo dudo, pero en su caso no le veo pudiendo acabar como medio centro. Sin embargo, a Eriksen sí, porque, sin ser tan determinante en el último pase, tiene ese carácter de organizador que creo que le distingue con respecto al futbolista del Arsenal. El danés es capaz de ejercer como práctico medio centro sin partir desde esa zona.

      Y seguramente donde mejor rendiría Eriksen sería en un 4-3-3. Recordemos que en el Ajax ya jugaba en esa posición y al fin y al cabo su rendimiento ahí fue el que le valió dar el salto. Jugaba de interior izquierdo, con Fischer el extremo de esa misma banda y Blind de lateral. No estaba nada mal, oye.

      Con respecto a Kampl, coincido. Cuando le vi jugar en banda me encantó, de media punta también y como medio centro más de lo mismo. Me parece un jugadorazo.

      • De hecho, ese era el problema con Özil, que al tener que hacer de mediocentro y mediapunta, la gasolina le llegaba hasta el minuto 60-65 y es obvio que donde más te va dar en arriba porque tiene un último pase al alcance de muy pocos. Si el 9 no fuera Giroud, habría acabado la temporada con 10 asistencias más de las que hizo. De todas formas, si todo va normal (si Xhaka no se lesiona) esta temporada no va a hacer falta que vuelva a ejercer de mediapunta.

  2. Leo muchas cualidades del danés con pelota pero, para ser un jugador del perfil de Modric o que juegue cerca del cinco, además de buen trato de balón debe tener conceptos tácticos y defensivos de los cuales Eriksen no goza. No todo futbolista prodigioso técnicamente puede jugar en esa zona.

    Recuerdo que Mourinho -de vez en cuando- sacrificaba al bueno de Khedira y retrasaba la posición de Ozil, pero ocurría sólo cuando tenía que remontar un partido, en la épica; de lo contrario, son roles inviables.

    • Yo estoy de acuerdo con Russoone. Es cierto que cualidades para ser la piedra angular del juego del Tottenham tiene, y de sobra. Pero esa lectura y movimientos sin balón de Luka aun no se la he visto al bueno de Eriksen. A Luka, incluso cuando era MP, se le veía que era mucho más que un virtuoso del balón. Mesut, por ejemplo, finísimo con balón, despistado sin él.

      • Yo es que no termino de comprar la comparación -en cuanto a estilo, no a nivel- entre Eriksen y Özil. Me parecen dos perfiles de media punta bastante distintos o incluso contrarios. Mesut es de último pase, de jugada determinante, más cerca del delantero; Eriksen es de organizador, de intervenir todo el rato, de estar a la altura de los MC aun partiendo desde 3/4. Por eso veo a Eriksen acabando como MC y no a un futbolista como Özil.

    • Coincido en que necesita nociones tácticas y defensivas, porque lógicamente jugando tan atrás es algo importante, pero no me parece Eriksen precisamente un jugador que “no sepa defender”. Y en todo caso son cosas que con la experiencia podría aprender.

Deja un comentario