Isco Alarcón: el mago que aprendió a trabajar

Que Isco, jugador que llegó este pasado verano el Real Madrid, ha mejorado los números en cuanto a goles y asistencias de respecto a sus anteriores temporadas en Valencia y Málaga no es un secreto. Esta temporada el joven centrocampista madridista lleva un total de 11 goles y 7 asistencias. Nada mal para su debut en un club de máximo nivel. Pero en este artículo queremos ir más allá, queremos hablar de su progreso, incluso en esta misma temporada, respecto a la influencia en el juego.

La temporada pasada (2012-2013), en la que recibió el Golden Boy, fue su mayor escaparate al fútbol de máximo nivel europeo. Su gran papel en Liga, Champions League, quedando eliminado a un paso de semifinales por el Borussia Dortmund, y Europeo Sub21, en el que se proclamó campeón siendo sin duda el mejor jugador del torneo, le sirvieron para que Real Madrid y Manchester City pelearan por su fichaje.

En esta época podemos decir que Isco actuaba como un mediapunta clásico, algo escorado a la izquierda, enganche entre el centro del campo y los delanteros. Ofreciendo al equipo último pase, llegada al área y desequilibrio en el uno contra uno gracias a sus esplendidos gestos técnicos.

  • Zona de influencia en el Málaga CF y España Sub21: malagaSu inicio en el Real Madrid fue el soñado por cualquier jugador al llegar al club de Concha Espina. En el primer partido oficial, ante el Betis, acabó ovacionado por el público del Santiago Bernabéu, ovación justificada a base de regates, controles mágicos y con el gol de la victoria cuando el partido llegaba a su final. En los siguientes partidos siguió marcando goles importantes ante Athletic de Bilbao, Getafe y Galatasaray en Champions League.En su inicio de campaña con el Real Madrid participa algo más ayudando a Modric en las asociaciones en el centro del campo pero siempre con proyección al ataque, a las cercanías al área rival, siendo el centrocampista más adelantado del equipo. madriduno

    Un movimiento que también le vimos durante muchos tramos de los partidos fue ocupar el espacio dejado libre en banda izquierda por Cristiano Ronaldo cuando este se incorporaba al área como segundo delantero. iscobanda

    Más avanzada la temporada Isco retrasó su posición el centro del campo, formando un 4-3-3 junto a Xabi Alonso y Luka Modric, actuando como interior izquierdo. madriddos

    La cima de Isco en este nuevo rol llega en el partido de ida de Cuartos de Final de Champions League frente al Borussia Dortmund, en el que incluso llega a anotar un gol. Su posición en el centro aumenta la calidad de la posesión del balón y las asociaciones del equipo. Su porcentaje de acierto en el pase en esta ocasión es espectacular, Isco consigue un 93% de acierto. En este partido, además, empieza a demostrar que incluso puede ayudar en la faceta defensiva del equipo con 3 robos de balón.

    Llega la primera gran cita de la temporada, la Final de Copa del Rey frente al FC Barcelona, al que Cristiano Ronaldo no llegaba por culpa de su lesión en el bíceps femoral. Las apuestas para ocupar el puesto del portugués estaban entre Isco e Illarramendi. Aproximadamente una hora antes del partido salió a la luz que sería el malacitano el que jugara de titular. La sorpresa fue que su inclusión en el equipo titular no sería en un cambio de hombre por hombre, sino que Ancelotti apuesta por un 4-4-2 en el que Isco se acercaría mucho más al área de Iker Casillas que al de Pinto. Sin duda fue una gran noche para el ‘23’. Con su nueva posición se buscaba que participara más en el inicio de las jugadas, que fuera, junto a Xabi y Modric, encargado de lanzar al equipo al ataque. Y, que a la vez, participara en la defensa de líneas interiores del ataque del club azulgrana. Cabe destacar que el primer gol, el de Ángel Di María, llega tras un robo suyo a Dani Alves, y siendo el propio centrocampista blanco el encargado de dar el balón a Gareth Bale.Ante el Bayern Munich, en la ida de Semifinales de Champions League en el Santiago Bernabéu, volvía Cristiano Ronaldo, pero en esta ocasión sería Gareth Bale el que no pudiera iniciar el partido. Carlo Ancelotti volvería a apostar por el 4-4-2 usado en la Final de la semana anterior. En esta ocasión Isco vuelve a cuajar un partidazo. Cubre el ataque interior del equipo de Pep y a la vez ayuda a Fabio Coentrao con las cabalgadas de Robben. Además es uno de los culpables de la mejoría del equipo en el segundo tiempo, en el que el equipo -los centrocampistas- dan un pasito adelante y se encargan de mover el balón de un lado a otro, provocando una confusión total y pérdida de control del partido a los centrocampistas del equipo alemán.

    iscobvbinfluenciabayern
    Isco en esta posición hace que Xabi Alonso luzca más, tanto en defensa como en ataque. En defensa permite que el tolosarra guarde más su posición, exigiendo menos sacrificio físico del ‘14’. Y en la faceta ofensiva es un apoyo constante para iniciar jugadas. Con el malacitano ayudando a Xabi y Modric, sobre todo a Alonso, se elude más fácilmente la presión del rival.

    Sin duda esta ha sido una temporada de evolución para Francisco Alarcón. Dar el salto a un grande no es fácil, pero este joven mago del balón no solo es que se haya adaptado al equipo, sino que además ha evolucionado en su juego. Hoy, gracias al trabajo de Carlo Ancelotti, no solo es uno de los mejores mediapuntas del mundo, hoy es un centrocampista más completo. A sus asistencias, goles, regates y controles de lujo está incorporando un trabajo defensivo (lleva 56 robos en Liga, 18 en Champions League y 19 en Copa del Rey) y una capacidad para organizar el equipo desde atrás digna de futbolista grande para el Real Madrid. Un dato que queremos destacar, que puede haber pasado desapercibido, es que tanto los dos goles de la Final de Copa como el gol ante el Bayern es Isco el encargado de dar el primer pase vertical del equipo. Capacidad para decidir en partidos grandes.

Deja un comentario