Marco Asensio, el agitador

1469657861_452321_1469669874_noticia_normal

Tras el Málaga-Real Madrid de la temporada anterior escribí que el Real Madrid estaba necesitado de regate, necesitaba un jugador desequilibrante, que desordenara. Salvo Isco, Marcelo y, en cierto modo, Bale, ningún otro jugador genera ventajas desde el regate. Aquí estoy siendo injusto con Lucas Vázquez, pero hablo de otro tipo de regate. Lucas abre el campo y gana línea de fondo. Importantísimo, pero yo hablo de regatear por dentro, en ataque estático.

Tras una temporada en el Espanyol, Marco Asensio llega al Real Madrid siendo el máximo asistente -de los futbolistas que no juegan en Real Madrid, FC Barcelona o Atlético de Madrid- de la Liga BBVA. Ningún otro, no perteneciente a los tres gigantes, ha dado tantas asistencias como él.

Ante el PSG vimos los primeros minutos de Asensio en el Real Madrid de Zidane. Su situación en el equipo aun es dudosa. Él quiere demostrar al entrenador que puede ser importante en el equipo, pero aún no ha habido confirmación por parte de Zizou. Lo que está claro es que ningún otro futbolista de la plantilla es como Marco Asensio. Es un tipo de futbolista que el Real Madrid no tiene. De entre un amplio abanico de movimientos, hay uno con el que me quedo: control orientado + arrancada explosiva. Marco, con ese simple gesto, supera rivales. Es un generador de ventajas, tanto en la jugada individual como asociándose. Es muy fino a la hora de aparecer y conectar entre líneas. Su conducción es agresiva y totalmente proyectada al área rival. Recibe y verticaliza. Asensio, además, no solo conduce, regatea y filtra balones, también busca portería con cierta regularidad. Algo que, más allá de Cristiano y Bale, cuesta mucho a la mayoría de los jugadores de la plantilla.

El partido ante el PSG no deja de ser un partido de pretemporada -el primero, además- y sacar conclusiones seria precipitarse. Pero sí detalles e intenciones. Y los detalles e intenciones de Marco no hacen más que confirmar lo que ya intuíamos de él. Marco Asensio es, sin duda, aquel agitador que tras ese Málaga-Real Madrid echaba de menos.

Artículo publicado en La Galerna

Deja un comentario