Planificación del Real Madrid 16/17

Tras la Undécima, llega el primer verano de ZZ al frente del Real Madrid, el último previo a una sanción que es importante no ignorar. Es hora de mirar la plantilla y detectar carencias de posición o roles. Varias claras: lateral izquierdo, delantero centro, desequilibrio desde el banco y  llegada desde segunda línea, un box-to-box para la línea de 3 del centro del campo.

Las primeras incorporaciones son Fabio Coentrao, Marco Asensio -parece que Zidane apuesta por su permanencia- y Álvaro Morata. Por lo que se refuerzan varias necesidades: lti, dc y desequilibrio.

  • Fabio Coentrao: todos conocemos ya al lateral portugués. Vino del Benfica de la mano de José Mourinho y ha intercalado actuaciones para el recuerdo (semifinales de Champions ante el Bayern o Final de Copa ante el FC Barcelona) con etapas grises, en las que solo le veíamos entrenar con el Real Madrid y jugar con Portugal. La temporada pasada se marchó al Mónaco -cedido- y comenzó su aventura francesa con buen pie. En el equipo del Principado fue titular y cuajó buenísimas actuaciones, tanto defendiendo como incorporándose al ataque. Incluso vimos un partido con su selección en el que actuó como interior, llevando todo el peso del juego de Portugal. Todo iba sobre ruedas, hasta que comenzaron a llegar los famosos problemas físicos del bueno de Fabio. Y lesionado llega al Real Madrid. Pero hay que contextualizar su rol en la plantilla. Marcelo es totalmente indiscutible, encadenando dos temporadas de en sueño. Ni los más críticos del brasileño están tan activos como en temporadas atrás. Danilo también ha actuado como lateral izquierdo, llegando a disputar un derbi -en el que fue el mejor jugador del equipo blanco-. Parece que entre Coentrao y, ocasionalmente, Danilo están más que cubiertas las ausencias de Marcelo.
  • Morata: no todo el madridismo le recibe con los brazos abiertos. Sospecho que más por temas extradeportivos que por lo que se ve sobre el campo. La realidad de Álvaro es que, sin ser élite, porque no lo es, la Juve y otros grandes clubes europeos deseaban su presencia. Aunque es cierto que no ha alcanzado una total regularidad goleadora en Serie A, Morata llega con grandes actuaciones y goles tanto en Champions League como en la Euro 2016, en la que fue el delantero titular de la selección española. En la memoria de los madridistas quedarán aquellos dos goles en semifinales que nos encajó con el equipo bianconeri. Para los más aficionados al fútbol también sus actuaciones ante Sevilla, Manchester City, BVB, Bayern o FC Barcelona en la máxima competición europea. Sin duda, un gran complemento de equipo para jugar los minutos que no dispute Karim Benzema.
  • Asensio: nos enamoró a todos en aquel Europeo sub-21 en el que llevó a España a alzarse con el trofeo de campeón. En aquel torneo, recuerdo, también participaba el tan deseado Leroy Sané, pero fue el actual futbolista del Real Madrid, sin ninguna duda, el jugador que marcó la diferencia. Tras una temporada cedido en el Espanyol, llega al Real Madrid siendo el máximo asistente de la Liga BBVA (sin contar a jugadores de Real Madrid, FC Barcelona o Atlético de Madrid). Al Real Madrid, por momentos, le ha faltado desequilibrio a partir de ¾ de campo y Marco Asensio, ante la posible cesión de Jesé Rodríguez, viene a eso. Complemento perfecto de Lucas Vázquez, ya que el regate de ambos es contrario. Marco, hacia dentro, y Lucas hacia fuera, aportan recursos competitivos diferentes.

Por los nombres que han sonado (Kanté, Pogba, André Gomes…) y las declaraciones de Zidane sobre Paul Pogba, parece claro que el RM está en la búsqueda de un interior que aporte recorrido. Elegir el nombre exacto es difícil, aunque Zizou parece tenerlo claro. El Real Madrid cuenta con un centro del campo formado por Toni Kroos, Luka Modric, Casemiro, Isco, Kovacic y James Rodríguez (aunque, en mi opinión, el 100% del colombiano se vería en la línea de 3 de arriba). Analizando los centrocampistas que ya están, vemos un punto en común entre la mayoría: son jugadores que tienden a ir a la base de la jugada. Incluso a Isco podríamos meterlo en este saco, ya que su evolución se aproxima más a la creación de juego de un mediocentro que a la determinación de un mediapunta. En realidad, todos menos James y Casemiro (pivote defensivo) entran en el perfil indicado. La cuestión: pocos jugadores mejoran las alternativas con las que ya se cuentan. En mi opinión, solo tres -de los cuales dos son imposible de fichar-: Paul Pogba, Marco Verratti y David Alaba. Y, en realidad, Verratti también entraría en ese perfil de centrocampista que desarrolla su fútbol, sobretodo, en el inicio de la jugada.

Dejemos los nombres a un lado y centrémonos en las necesidades: músculo, recorrido en transición, tanto defensiva como ofensiva, llegada desde segunda línea. En ocasiones, el centro del campo del Real Madrid durante la temporada 15/16 ha pecado de ser plano. Se ha controlado el juego, pero nadie superaba líneas. James no dio el nivel y, como he señalado antes, tampoco creo que sea su posición ideal, y ni Isco ni Kovacic tienden a hacer esto. Ambos tienden a acercarse a la base de la jugada, recibir y construir. A grosso modo: ningún centrocampista del equipo corre hacia adelante cuando se roba el balón, todos van hacia él. Eso ha significado previsibilidad y facilidad de los rivales a la hora del repliegue defensivo.

Otro detalle, muy importante a mí entender para dar un salto de calidad, es la adaptabilidad del conjunto para contextualizar a Toni Kroos como mediocentro posicional del equipo. Conseguir un esquema dinámico es clave para dar un paso más en la competitividad ante la élite de Europa y este aspecto va de la mano del ‘8’. Kroos, para no sufrir ahí, necesita un bloque que se mueva juntito sobre el césped, con conexiones entre líneas, y ver a Toni en esa posición otorga dinamismo al equipo. Podríamos decir que tanto Toni Kroos como el Real Madrid necesitan un box-to-box para completar una plantilla para aspirar a todo.

 

Artículo publicado en Garrincha Magazine

Deja un comentario