Real Madrid-Atlético de Madrid: todo o nada

Decía Zidane en la previa de semifinales ante el Manchester City que miraba a la cara de los jugadores y se le venía a la mente La Décima. No sabemos si acabará como aquel 24 de mayo de 2014 en Lisboa, pero al menos los aspirantes al título repetirán. Mismos rivales, pero no iguales. Ni Zidane es Ancelotti ni el Atlético 15/16 es el de aquella 13/14, en la que fueron campeones de Liga.

Comencemos señalando algunas diferencias entre el Atleti de Lisboa y el que veremos en Milán. En el aspecto defensivo, el club rojiblanco pierde individualidades muy potentes: Miranda, Tiago -no llega al 100%- y Thibaut Courtois. Sus puestos, sus roles, los ocupan, respectivamente, Giménez, Augusto Fernández y Oblak. En el plano ofensivo, no están ni Diego Costa ni David Villa. En su lugar estarán Fernando Torres y Antoine Griezmann.

Durante esta temporada hemos visto dos esquemas diferentes en el Atlético de Madrid: 4-4-2 y 4-3-3.

442 433

El plan defensivo del equipo del Cholo varía con el paso de los minutos: primeros minutos de presión intensa con Griezmann uniéndose al centro del campo y Fernando Torres flotando sobre los centrales rivales. Koke cierra junto a Gabi y Saúl se suelta hacia el encargado de la salida de balón rival. Con el paso de los minutos, más si cabe con marcador a favor, la presión disminuye y el equipo repliega en 4 + 4 + 1 + 1, con el objetivo de cortar el juego interior, achicar espacios y provocar 1vs1 o 2vs1 ante los delanteros rivales. Saben que en estático sus centrales son fuertes al choque.

Una vez roban el balón, la salida desde atrás pasa por Filipe Luis. Saúl y Griezmann se sueltan, buscando la espalda de centrocampistas y laterales rivales, y Torres tira de los centrales hacia atrás. Objetivo: encontrar espacio ganador a la espalda del mediocentro rival. Otro recurso con el que cuentan, novedad respecto a Lisboa, es el regate en 1vs1 de Yannick Carrasco.

Ante el Real Madrid, por lo visto en anteriores partidos, podríamos suponer que Simeone optará por el 4-4-2. La duda está en si buscará ahogar la salida de balón presionando a Casemiro, o si, como en las anteriores citas, su principal objetivo será el de no dejar correr a la BBC.

El XI del Real Madrid en este caso parece bastante más claro: 4-3-3 con Casemiro en el puesto de 5.

XI Real Madrid

El equipo de Zidane se enfrentará a uno de los mejores sistemas defensivos de Europa, si no el mejor. Aunque ante el Bayern, en realidad, el Atlético no dio ninguna exhibición defensiva. Aunque encontrar una situación clara de transición ofensiva será casi una utopía, el Real Madrid cuenta con una diagonal (izquierda-derecha) que es realmente peligrosa para el Atleti (Filipe es el lateral que más se suelta y por ahí andará Gareth Bale). El equipo de Chamartín contará para ejecutarla con Sergio Ramos y Toni Kroos, que serán los encargados de girar al Atleti. En estático parece aún más difícil encontrar situaciones de ventaja ante el sistema organizado por el Cholo, sobre todo por la carencia de regate en 1vs1 de la plantilla blanca. Aunque aquí surgen tres nombres (un titular y dos teóricos suplentes): Marcelo, Isco y Lucas Vázquez. Otro recurso, puesto en práctica en los últimos partidos, puede ser ver a Gareth Bale por izquierda (Juanfran es el defensor más débil de la zaga rojiblanca) y a Cristiano Ronaldo y Karim Benzema cargando el área, buscando el duelo individual ante Godín-Giménez.

Casemiro ante las carreras de Saúl y Griezmann -y Carrasco, si juega- es clave para que el Atleti no se aproveche de un más que posible asentamiento arriba del equipo de Zizou. El Atleti, sin duda, buscará machacar la transición defensiva de los blancos -punto menos fuerte del equipo- y, en esa situación, el centrocampista brasileño surge como único recurso individual. El asentamiento de Toni Kroos-Luka Modric en ¾, ganando segundas jugadas, y Sergio Ramos-Pepe en los duelos en carrera ante Fernando Torres-Griezmann son los detalles que pueden marcar el devenir y, sobre todo, la tranquilidad y serenidad del Real Madrid.

Analizados ambos equipos, obviamente, no son conjuntos radicalmente distintos a los que vimos en Lisboa. Pero sí que hay detalles diferentes en ambos: un Atleti que defiende peor, pero ataca mejor; un Real Madrid que ataca peor, pero defiende mejor. Y, por supuesto, Keylor Navas.

Artículo publicado en La Galerna

Deja un comentario