Se acerca la Champions, aparece Mateo Kovacic

vuelve la champions

Se quedaba Isco en el banquillo, pensando Zidane en Roma -o no- y, en su lugar, estuvo Kovacic. El croata, ante el Athletic, como ya hizo en San Mamés, aportó todo lo que esperamos de él. Se juntó con Modric y los delanteros en sus desequilibrantes acelerones y se juntó con Kroos a la hora de meter pierna y salir rápido. El joven compatriota de Luka Modric es puro dinamismo en ese trivote. Es músculo, pero también fútbol. Cuando el Madrid quería correr, cuando el Madrid quería ser vertical, se la daban a Mateo.

Pero no todo en el fútbol es correr. También es pausa -necesaria para juntar líneas-, asentamiento en campo del rival, dominio del balón y un sinfín de detalles más. Al fin y al cabo, detalles que se dejan ver en lo que quiere Zidane de su Real Madrid. He aquí la ausencia de Isco lo que hace que la mirada vaya hacia James Rodríguez. El colombiano, jugando donde Gareth Bale, vivió muy pegado a la línea de cal. Desde tan abierto no tenía el peso que el partido requería. El Real Madrid echaba en falta un jugador que apareciera entre líneas, que mediapunteara. En una de las pocas veces que James apareció por ahí, llegó su golazo. Como conclusión: sigue sin tener ese plus de la temporada pasada que le hacía querer y poder ser protagonista del juego y no solo del marcador. Eso sí, es tan bueno el ‘10’ que, con nada, aparece, de nuevo, en la lista de goleadores.

Mención también para Cristiano Ronaldo. Cuestionado, y con razón, últimamente, pero que a unos días del regreso de la máxima competición europea ha cuajado, el que para mí, ha sido su mejor partido de la temporada. Ya no por el doblete, sino por la forma de conseguirlo y contra quien lo ha conseguido. Y tampoco sería justo solo quedarnos con los goles. Hemos visto a un Cristiano que ha desbordado, que ha dado buenísimo toques en ¾ y que ha apoyado muy bien la salida de balón del equipo. Sin duda, una progresiva mejoría puede ser un factor competitivo importante para lo que se avecina.

 

Álvaro Pérez | @Alvaro_varito

Deja un comentario