Thomas Tuchel: la búsqueda de la excelencia

05g-tuchel2-bvbnachrichtenbild-regular-7908133273

¿Cómo definir a uno de los entrenadores llamados a ser uno de los grandes en no mucho tiempo? Hablamos de Thomas Tuchel y su deseo de innovación, de buscar la excelencia a través del sistema, potenciado por el talento individual, pero no definido por ello. Thomas llega al BVB tras la dura marcha de Jurgen Klopp. Se hizo cargo de un equipo que ya echaba de menos a Jurgen antes de que éste se fuera. Pero su llegada fue más que un rejuvenecimiento. Su llegada significó evolución.

El sistema de Tuchel, su idea, define qué tipo de equipo es su BVB. “Su BVB”, sí, porque no es de ningún jugador, sino suyo. Un objetivo por encima de todos: dinamismo. Su esquema funciona como un todo. El movimiento de una ficha -jugador-, conlleva la de otra. No se va al espacio, sino que se ocupa una casilla, llena de tareas programadas para el ocupante, y otro futbolista debe aparecer en la dejada, cumpliendo las tareas de apoyo designadas a esta primera casilla. Lo dicho, absoluto dinamismo y movimiento sobre el campo. Un jugador estático deja de generar ventajas o superioridades numéricas, facilitando la organización defensiva del rival.

Las fases del BVB no se dividen en ofensiva y defensiva, sino que dentro de cada una existen varias con todas las piezas y funcionamiento bien definidos: inicio, asentamiento y finalización, comprendiendo la fase ofensiva; presión alta, media y repliegue, completando la fase defensiva.

inicio asenta

Por su admiración mostrada y compartir principios como el dinamismo y el constante cambio de posiciones, a Tuchel se le relaciona con Pep Guardiola. Pero, siendo cierto lo dicho, la realidad, que siempre dicta sentencia, habla de matices bien marcados en sistema BVB que lo diferencian de los equipos de Pep. El BVB de Thomas Tuchel arriesga mucho más de lo que lo haría un equipo del actual entrenador del Manchester City. Tuchel permite más libertad ofensiva, suelta mucho más sus piezas, lanzándolas de manera mucho más vertiginosa. Principalmente la de Dembélé, con el que busca descaradamente el 1vs1 tanto hacia dentro como por fuera -por su impresionante capacidad de poder salir hacia ambas piernas-. También Aubamenyang funciona de diferente manera a la que funciona un ‘9’ de Guardiola, ya que, por sus características, busca mucho más la carrera, atacar el espacio. Sí existen conceptos similares en el triángulo formado por los centrales y Julian Weigl. El joven pivote alemán funciona, en un mismo ataque, como líbero, mediocentro e interior -una vez asentado en campo contrario-. Y los centrales, abiertos en salida de balón, llegan a funcionar como mediocentros, justo una línea por detrás de un Weigl instalado en campo rival. Pero como estamos hablando de Tuchel y su Borussia Dortmund, hablemos de qué le diferencia respecto a esta comparación y cómo funciona su equipo. El pase y la forma de defender marcan la diferencia. De los equipos entrenados por Guardiola siempre se ha dicho que defienden con balón. “Si tú tienes el balón, el rival no puede atacarte”. Tuchel lo arriesga y lo pierde más. Sus futbolistas buscan en el pase la superación de líneas rivales. Apoyados en el ya mencionado esquema dinámico de continuo intercambio de posiciones y escalonamiento de piezas, crean triángulos de asentamiento que significan líneas de pase.

imagen2

Ser vertical y perderla más, obviamente, impide la defensa a través de la posesión. Pero Tuchel también quiere tenerla más que el rival. En fase defensiva el objetivo es claro: recuperar el balón cuanto antes y cuanto más arriba mejor. ¿Cómo funciona el BVB tras perdida? Primero, presión alta a través a través del buen posicionamiento desarrollado en fase ofensiva. Si no hay robo, repliegue hasta la altura del centro del campo y volver a presionar ahí. Si, llegados a este punto, aun no se ha robado, bloque bajo y orientación para salir a través de Bartra o Weigl, que lanzan al espacio a los ya mencionados Ousmane Dembélé o Pierre-Emerick Aubameyang, tras robo. Ya sea robando arriba, a la altura del centro del campo o en repliegue, el BVB de Tuchel defiende pensando en atacar. Este sistema convierte a los de Thomas Tuchel en uno de los equipos con más despliegue y ritmo en transiciones del viejo continente.

One thought on “Thomas Tuchel: la búsqueda de la excelencia

Deja un comentario